Nuestras Lineas de Sangre

La historia del PERRO LOBO CHECOSLOVACO comienza en 1955 en la, entonces, republica soviética de Checoslovaquia. No será hasta 1958 cuando nacerá la primera camada producto de la loba BRITA y el pastor alemán CEZAR. En 1960 tendrá BRITA otra camada con KURT, también pastor alemán. Las dos camadas fueron de cinco cachorros y todos fueron adelante. Estos cachorros, machos y hembras, volvieron a cruzarse nuevamente con pastor alemán ya que continuaban siendo lobos. En 1966 se produce el cruce de una hembra de pastor alemán y otra hembra nieta de BRITA con el lobo ARGO  creándose  otra línea de sangre que se irá cruzando con la anterior. En 1974 se cruzan dos nietas de la loba BRITA: XELA  y URTA con el lobo SARIK, pero solo va adelante un cachorro de cada parto: XAVAN  hijo de XELA y EIDA hija de URTA. XAVAN con otra nieta de BRITA (CITA) engendrará a REP que a partir de entonces será el verdadero protagonista engendrador de perros lobos checoslovacos aunque, quizá se abuso creando demasiada consanguinidad. Con estas tres líneas ya se pone en marcha el proceso de selección, cruzando siempre con los mejores ejemplares y descartando el resto. En 1983 se efectúa otro cruce de un pastor alemán con la loba LEJDI, del que solo sobrevivirá el macho KAZAN y que se cruzará con algunas hembras de los ya consolidados perros lobos checoslovacos, pero ya por esas fechas, el ejército soviético-checoslovaco que es el que había realizado todo el experimento, lo abandona quedando todo en manos de criadores y particulares. Los descendientes de las hembras que recibieron esta última inyección de sangre de lobo, suelen tener más cara de lobo y los ojos más amarillos, sobre el color ámbar que tienen todos en general. También tengo que hacer notar que los pastores alemanes de aquella época eran muy diferentes de los actuales. Eran de mayor tamaño, pelaje entre gris, naranja y negro (el original pastor alemán del siglo XIX era gris) y no tenían la caída de caderas que ostentan actualmente. En total participaron para la total creación de esta raza cuatro lobos: dos machos y dos hembras, ARGO, SARIK  y BRITA y LEJDI y nueve pastores alemanes cinco machos y cuatro hembras: CEZAR, KURT, ARNO, AJAX, BOJAR  y  NINA, ASTA, CHERA y ONDA.

 

Después de un minucioso estudio en la base de datos general del Perro Lobo Checoslovaco desde 1958 hasta nuestros días nos da como resultado las siguientes líneas de sangre:

BART Z BELSKEHO HAJECKU: BRITA el 41%, SARIK 32%, ARGO 22%, LEJDI 5%

GALI CASTELL DEL SENILLAR: BRITA el 47%, SARIK 36%, ARGO 17%

BAJKA Z MOLU ES: BRITA 43%, SARIK 30%, ARGO 22%; LEJDI 5%

La aportación real de sangre de lobo es en GALI del 29% y en BART y BAJKA  de 34 o 35% el resto de sangre es de pastor alemán. Pero como la sangre de lobo tiene un encaste de muchísimos siglos, su potencia genética es mucho mayor, por eso en el aspecto tanto exterior como interior, en inteligencia, sociabilidad y sentido de protección, la aportación del lobo a esta raza es del 75%. El resto lo aporta el pastor alemán, principalmente con su nobleza. De esta forma ha sido creada esta raza maravillosa que no tiene parangón en ninguna otra raza de perro.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies